9.5. Un sábado cualquiera de confinamiento…

Ya estamos cumpliendo ocho semanas de confinamiento. El hecho de poder salir una hora al día con las niñas, no me ha traído la ansiada sensación de recuperar la libertad. Al contrario, la sensación de trotar sin avanzar va en aumento. La información se ha vuelto a lo largo de las semanas tan variopinta, que es una mera cuestión de fé a quién creer. En esta estado de insatisfacción e inconformismo brota a la superficie de mi mente consciente una idea: crear el primer proyecto de empoderamiento de @latribudeloslunes. La necesidad de las familias en peligro de exclusión social va creciendo. Estamos moviéndonos en sentido de mejoría en la emergencia sanitaria, pero la emergencia social-económica se va agudizando. Quiero hacer algo, quiero actuar, quiero que pasen cosas. Me despido del parálisis en el que nos ha sumergido el confinamiento y comienza a tomar forma la idea de crear un sistema de auto-ayuda de las familias necesitadas. Tod@s junt@s vamos a comenzar a construir un árbol solidario que va a posibilitar asegurar una alimentación sana y sostenible de 30 familias de la zona Madrid Este. Para hacerlo posible, l@s mism@s receptores del círculo virtuoso, van a ser l@s protagonistas. Cada uno aporta su talento, algo de su tiempo, algún recurso útil del cual dispone. 

12.5. Todo comienza por hacer llamadas…

Hemos seguido los mismos pasos que van a dar l@s protagonistas receptor@s y nos hemos enfocado en nuestros recursos. Al crear la lista de todo lo que vamos a necesitar para poner en marcha, hemos creado a la vez la lista de recursos más que todo en lo que se refiere a contactos para resolver uno a uno los desafíos que conlleva poner en marcha un proyecto como “TU círculo virtuoso” desde cero. Menos mal que los desafíos no nos asustan sino más bien nos motivan. Con cada punto que resolvemos, cobramos mayor seguridad en el avance del proyecto. Con cada punto, que no logramos salvar a la primera, aprendemos. Prácticamente todas las personas a las que contamos el proyecto quieren ayudar o directamente o poniéndonos en contacto con personas que nos pueden echar una mano. Es gratificante escuchar los ánimos que nos dan. Casi nadie nos tacha de loc@s perdid@s que tampoco sería raro en un contexto así. Con llamadas solamente no está hecho el trabajo. Ya comienza la parte sistemática del proyecto. Es clave recoger de manera ordenada toda la información, estructurarla y definir los siguientes pasos. Nuestro objetivo está claro, queremos comenzar a distribuir alimentos el 1 de junio. 

15.5. Un día de San Isidro más raro…

Hoy es festivo en Madrid. San Isidro. En San Isidro en otros años hacía un tiempo estupendo hasta había años con un calor por encima de los 30 grados en este día. El San Isidro en cuanto a tiempo se acopla a la rareza de la situación general. Hay unos nubarrones negros, vientos y acaba de caer una tormenta con lluvia torrencial y truenos graves. El mal tiempo no nos retiene de seguir trabajando en concretar a “TU círculo virtuoso”. Seguimos con llamadas y todo mundo está operativo. Nadie nos dice “Hoy es festivo. Llámame el lunes.” La respuesta al unísono es: “Mándame más información. Vamos a ver cómo os podemos echar una mano.” Por pura casualidad me han pedido ayer a participar en una entrevista sobre inversiones en Radio Intereconomía. Claro que vamos a aprovechar esta ocasión para hacer referencia al círculo. Cuando uno ha cambiado de perspectiva, enfocándose en las oportunidades, lo que suele “presentarse milagrosamente” en la vida son oportunidades. Esta filosofía queremos transmitir también a nuestr@s protagonistas recepter@s. Que enfocarnos en los problemas que se nos han venido encima, nos lleva a un hipnosis de problema, un parálisis mental, emocional e incluso físico (ya no nos movemos “del sofá”). Tod@s junt@s queremos volver a entrar en movimiento, poniéndonos en acción para darles solución a estos desafíos tan básicos y esenciales.

18.5. Va tomando forma…

¡Es LUNES!!! Estamos entrando en una semana crucial. Entre hoy y mañana tenemos que atar varios cabos para poder avanzar. En todo proyecto hay elementos cruciales que tienen un fuerte impacto sobre el progreso exitoso del proyecto. Estoy bastante nerviosa por resolver el tema financiero, el legal (hay que cuidar la protección de datos), el logístico. Pero a la vez estoy muy esperanzada por las personas que voy reuniendo que ofrecen su ayuda desinteresada en organizar proveedores, poner en marcha toda la tecnología que necesitamos y ampliando nuestra red de contactos para conseguir nuevos apoyos. No voy a escribir más hoy en este diario porque todo el tiempo disponible va a dedicarse a sacar adelante todos los puntos pendientes. ¡Espero poder contaros varias historias de éxito el jueves!

21.5. Las cosas fluyen…

Para conseguir a levantar un proyecto desde cero y no enredarse o desesperarse es muy importante tomar nota de cada conversación que se realiza, organizar y estructurar cada línea de acción que se lleva a cabo. Ser sistemático y tener un buen sistema de información es clave para poder organizar un proyecto “en remoto”, desde las casas de todas las personas que se involucran como voluntari@s . Cada un@ necesita un acceso fácil a los contenidos para que pueda realizar su función. Muchas veces el mundillo de las ONG´s tiene todavía esta fama de que las cosas se realizan con un gran grado de improvisación. No es cierto, las actividades de las ONG´s se llevan a cabo con un gran profesionalismo y muy buena coordinación. En este sentido nos apuntamos a que las cosas fluyan, para poder cuanto antes comenzar a entregar la comida a las familias que la precisen.

24.5. Esto somos nosotr@s…

Hoy queremos mostrar “cara”. Nosotros somos el equipo que estamos trabajando a contrarreloj para poner en marcha todos los aspectos del proyecto y tener todo listo para la primera entrega el lunes 1. Está Yamilet hablando con los proveedores. Eva trabaja en la landing de la web. Ángel está creando una base de datos que nos facilite gestionar bien todos los elementos claves de este proyecto. Melf contacta a empresas para que nos faciliten recursos. Gabriele está atendiendo el blog. Rafael está recopilando información. Orlando realiza gestiones y trámites. José Antonio nos está buscando un local o una nave como “centro de operaciones”. Borja organiza los aspectos sanitarios e higiene del círculo. Yo (Cornelia) escribo cartas y coordino todo. Ya ves, hemos logrado juntar el esfuerzo de muchos ya para hacer realidad este sueño de poder ayudar.

¡Dona tu cafecito!