25.6. La situación se agudiza

El martes se hicieron entregas a tres familias. La confianza está creciendo. Nos vamos conociendo poco a poco. Mayores dificultades para las familias necesitadas se avecinan. Hoy me he enterado de que el Colegio “Valle del Inclán” que ha hecho una labor impresionante en estos últimos meses, llegando a dar comida hasta a 2000 familias, debido a las vacaciones va a cerrar sus puertas. He oído también de la Despensa solidaria de La Elipa que harán una última recogida de alimentos el 27.6. Se ha acabado hace unos días el estado de alarma y estamos entrando a la “nueva realidad”. Las cifras económicas según dicen en la tele están mejorando. Lamentablemente eso no implica que las familias se estén recuperando al mismo ritmo. 

29.6. Estamos ante cambios

La vida implica cambios. La cuestión es si los cambios los generas tú por propia decisión y se te imponen por mandato externo. Ahora mismo nos enfrentamos a mucho cambios “impuestos”. Aún así está en nosotros cómo reaccionamos ante estos cambios. Cada día nos exige tomar nuevas decisiones ante esta nueva realidad. Por ejemplo, armarnos con paciencia ante la situación que ahora mismo cualquier trámite puede durar el doble o el triple que antes de esta crisis. Es frustrante que todavía no hayamos logrado ni crear la asociación ni la S.L. No nos damos por vencid@s. Seguimos adelante con nuestro plan a pesar de que los tiempos se alargan. Para paliar la impaciencia y darnos un nuevo aire estamos planificando una salida al campo. 

4.7. Huevos

Y mira, ¡que rica nos ha salido la excursión! Hemos visitado la Ecogranja LaPradera. ¡Vaya montón de gallinas que tienen! Y los huevos, ni os puedo contar. Más ricos imposibles. Estamos muy contentos que hayamos logrado que la Ecogranja LaPradera va a abastecer a nuestras familias con huevos de gallinas felices. Quien quiera ver las gallinas felices puede mirar el perfil de las ecogranja en Instagram @ecogranja.lapradera. Es toda una experiencia. Y esto también es uno de nuestros consejos financieros: “invertid” más dinero en experiencias y menos en productos físicos. Las experiencias son sostenibles en muchos sentidos. Suelen dañar mucho menos al medio ambiente que la producción de productos físicos y además el recuerdo de una experiencia impactante nos acompaña toda la vida. De las cosas materiales solemos olvidarnos en su gran mayoría.

9.7. De Batidoras

Hay señales que nuestra actividad no sólo impacta en la alimentación. Nos contenta muchísimo ver que nuestras familias vuelvan a levantar cabeza. Varios ya han ido a entrevistas. Algunos ya han conseguido algún trabajito. Y otra nos ha planteado que quiere aprender a hacer repostería. Con mucho gusto apoyamos a tales ideas. Como en Austria nos encanta la repostería, vamos a comenzar a hacer bizcochos conectados por una llamada de WhatsApp para ir transmitiendo unas ricas recetas. Ya publicaremos alguna foto de los resultados de nuestros experimentos culinarios. 

 

¡Dona tu cafecito!